Sugerencias para una buena sesión de yoga

butterfly-176133_1920

Una se sesión de yoga es mucho más que una tabla de estiramientos, es beneficiosa para el cuerpo, la mente y el sistema energético. Para obtener todo el beneficio posible vamos a ver algunos aspectos a tener en cuenta.


Es importante no haber ingerido nada una media hora antes de comenzar.

Llevar ropa cómoda, en el caso de las mujeres un sujetador que apriete lo menos posible.

Respetar la posición correcta en las posturas para evitar lesiones innecesarias. Deshacer las posturas lentamente en orden inverso a como se hicieron.

Sentir que el peso del cuerpo está bien repartido por todo el pie cuando estamos de pie, comprueba que no hay más carga ni en los talones ni en la zona de los dedos.

Para colocar la espalda recta no saques el pecho, lleva los hombros hacia arriba, luego hacia atrás y relájalos, de esta manera la espalda queda recta sin forzar.

Coloca la barbilla en paralelo con el suelo.

Si tienes las rodillas hacia adentro en nuestra complexión, junta los talones y abre los pies hasta conseguir que al flexionar un poco las rodillas estas se vean rectas.

Personalmente comienzo mis clases y aconsejo comenzarlas con un ejercicio para bajar el estrés y equilibrar las polaridades, con esto conseguiremos mayor concentración y aprovecharemos más los beneficios energéticos que nos proporciona la práctica puedes verla aquí 

Cuando te dispongas a comenzar deja fuera lo que ha pasado en el día o lo que está por pasar, céntrate plenamente en el momento presente.

Lleva el estiramiento, prestando siempre atención al músculo agonista (el que está estirando) y relajando al máximo el antagonista, a un punto de dolor soportable (fase dinámica de la postura), cuando has alcanzado este punto relaja (fase estática) e irás notando que el dolor disminuye, entonces estira un poco más. Así, sin fuerza ni lucha, irás ganando flexibilidad y estiramiento.

Mantén en toda la sesión la respiración consciente, inspira cuando estires y relaja cuando espires. En la fase estática lleva tu atención a las sensaciones corporales y la respiración.

Durante el tiempo que dure la práctica deja que los pensamientos que llegan pasen sin encadenarse con otros, si estas totalmente centrada en el cuerpo y la respiración es difícil que entren pensamientos.

Es importante no ducharse hasta pasada media hora del final de la sesión, los beneficios de oxigenación y renovación de sangre en músculos y órganos aún se están produciendo y con el cambio de temperatura de la ducha cortamos el proceso.

Una sesión de yoga se divide en tres partes, por este orden, posturas (asanas), respiración (pranayama) y relajación. No nos saltaremos ninguna y las practicaremos por este orden. Con las posturas abrimos los canales y centros energéticos, en la fase de la respiración le aportamos energía y en la relajación esta engría se fija.

Una sesión de yoga es un momento de disfrute e interiorización, yoga significa unión, unión del cuerpo, la mente y el espíritu. No tengas una meta u objetivo; haz, disfruta y observa.

Si quieres que publiquemos sobre algún tema concreto o deseas practicar con nosotros será un placer complacerte.

¿Quieres realizar cursos presenciales en tu centro?

Ponte en contacto conmigo y te facilitaré toda la información.

¿Quieres que te ayude personalmente?

Reserva una sesión gratuita de 30 minutos para buscar la mejor solución para ti.

¿Eres terapeuta? ¿Estás en ello?

Si lo eres o quieres llegar a serlo, únete a mi grupo Alcanza tu sueño

Quizás te pueda interesar...

¿Has visto el regalo que tengo para ti?

Guía formato tablet

No te quedes sin tu regalo