Transgeneracional.

La unión con el todo.


 

 

 

Transgeneracional, “a través de” generaciones. El prefijo trans- significa “al otro lado” y “a través de”. A través de generaciones anteriores a nosotros nos conocemos, un efecto espejo, y a través de nosotros sabemos de nuestros antepasados.

Cuando trabajamos traumas presentes en nuestra historia  familiar, a menudo, utilizamos frases como esto es de mi abuelo o esto no me pertenece, como si habláramos de algo ajeno con lo que cargamos, algo que se quedo colgado en el pasado cuando realmente vivimos en un continuo presente.

 

 

Si miramos la familia como una entidad en si misma, un campo mórfico del que formamos parte, nada pertenece a nadie o todo nos pertenece a todos. Imagina que heredas la casa familiar con una gotera, la gotera es de tu abuelo? No, la gotera en el momento que tu habitas la casa en tu responsabilidad, en tu mano está arreglarla, dejarla, poner un cubo para recoger el agua o hacer un remiendo, dependiendo de lo que tu hagas tus herederos tendrás distintas opciones. La responsabilidad de nuestra vida está en nosotros y en el presente.

Ya que formamos parte de un todo holográfico al sanar la parte se sana el todo, las nuevas generaciones formarán parte de un campo diferente.

Hay reglas, que vamos a comentar, para trabajar este campo morfogenético y saber con que trauma o persona puedes estar relacionado, como toda regla tiene excepciones, yo recomiendo testar con kinesiología u otro método que conozcas.

Nos relacionamos por fecha de nacimiento, los meses se dividen en tres grupos de cuatro meses cada uno.

Enero – Abril – Julio y Octubre.

Febrero – Mayo – Agosto y Noviembre.

Marzo – Junio – Septiembre y Diciembre.

Mira tu fecha de nacimiento y cuente entre siete y diez días hacia adelante y hacia atrás, observa en tu árbol las fechas de los familiares que pertenezcan a tu grupo y se ciñan a ese tramo de días, mira en que circunstancias vivieron. Dentro de estas fechas encontramos distintas figuras: doble, yaciente, linea maestra, etc.

Observa también la coincidencia en nombres, profesiones, enfermedades, parecido físico y afinidad personal.

Una “gotera de la casa” a tener en cuenta son los secretos familiares y las personas o actos censurados, maltratados, repudiados o excluidos.

Estas indagaciones familiares son, en ocasiones, importantes para calmar la parte de nosotros que necesita saber o para que sean reflejo de lo que no queremos o no podemos ver en nosotros, la “gotera” está en este momento y no sé se si es importante saber como, cuando y quién la hizo.

Sé que es importante aceptar, amar e incluir en nuestro corazón a todos los miembros de nuestra familia y a sus hechos, así seremos capaces de aceptarnos y amarnos a nosotros mismos y será desde la aceptación y no desde la lucha desde donde comencemos nuestro caminar hacia el cambio.

Te invito a realizar un acto de amor y aceptación por medio de una carta, una meditación o cualquier sistema que conozcas, a esa situación que quedó sin arreglar, la despedida sin hacer, a la persona que se ha rechazado en el sistema. Escribe en presente realizando lo que piensas ahora que es correcto.

Trabajar con nosotros en un acto de amor a los que posibilitaron nuestra vida, a nosotros y a los que vienen detrás.